Clervaux, un pueblo desconocido por muchos viajeros

 

Foto: Le Voyage d’un Papillon

CLERVAUX

Cada día miles de personas  en este mundo cruzan fronteras, pero esta frontera donde vivo es especial 🙂

Decidimos  esta vez conocer el norte de Luxemburgo y observar el increíble espectáculo blanco que nos ofrecía la ruta después de nevar toda la noche.

Estos momentos se debe aprovechar por lo bipolar del clima y el calentamiento global la nieve se podría irse en cualquier momento. Así que nuestro destino seria un pueblo pequeño pero con muchas sorpresas por descubrir.

Durante la ruta desde la ciudad de Arlon, cruzamos bosques, pueblos y al llegar desde lo alto puedes observar el pueblo de Clervaux, un pueblo ubicado a las faldas de un Castillo.

Para llegar a Clervaux desde la ciudad de Luxemburgo deberás tomar un tren y bus, aproximadamente tendrá un tiempo de 2 horas pero si vas en auto puedes demorar máximo 40 minutos.

La ciudad está situada en Oesling , la parte de Luxemburgo de las Ardenas y también muy cerca a la frontera de  Bélgica y Alemania, aunque es un pueblo muy pequeño tiene 3 lugares que debes visitar 1 uno que debes probar.

 

El Castillo de Clervaux – Museo

Foto: Le Voyage d’un Papillon

Colocado en una cima y observando la ciudad se encuentra el Castillo blanco de Clervaux, reconstruido luego de la Segunda Guerra Mundial, hoy es un gran museo y guarda una increíble exposición de maquetas sobre la historia y Castillos que se encuentran en el Pais.

Si eres arquitecto o simplemente te gusta la historia debes conocer y visitar este museo, su exposición es impecable. Con el sonido viejo de la madera cuando caminas alrededor de  cada Maqueta todas están increíblemente diseñadas. El Museo sobre la Guerra cuenta con mucha información y artículos para conocer, podrás descubrir “momentos”  de la Guerra contra los Alemanes y durante el apoyo de soldados Americanos hacia el país Belga durante la “Guerra de las Ardenas”

El costo para ver las dos exposiciones son de 5 euros par adultos y 3 para niños.

EXPOSICIÓN SOBRE LOS CASTILLOS DE LUXEMBURGO

 

Exposición fotográfica “Family of Man”

 

Esta exposición esta compuesta por 503 fotografías de 273 artistas de 68 países, reunidos por Edward Steichen para el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA). Presentado por primera vez en 1955, la exposición fue concebida como un manifiesto por la paz y la igualdad fundamental de la humanidad a través de la fotografía humanista de los años de la posguerra. Las imágenes de artistas como Robert Capa, Henri Cartier-Bresson, Dorothea Lange, Robert Doisneau, August Sander y Ansel Adams se representaron de una manera modernista y espectacular.

Después de haber recorrido el mundo, expuesto en más de 150 museos en todo el mundo, la versión integral final de la exposición se instaló permanentemente en el Castillo Clervaux en 1994. Desde su creación, que atrajo a más de 10 millones de visitantes, The Family of Man ha entrado en la historia de la fotografía una exposición legendaria. En 2003, la colección fue inscrita en el registro de la Memoria del Mundo de la UNESCO

Iglesia de los Santos Cosme y Damian 

Foto: Le Voyage d’un Papillon

Con una exposición de fotografías en el camino a la iglesia, logramos observar el increíble diseño de su fachada, tiene una hermosa ubicación y esta casi a un lado del castillo. Llegamos una semana antes ya que se encontraba en pleno proceso de preparativos para la decoración navideña. La Iglesia fue construida entre 1910 y 1913, por dentro es sencilla y cálida y esta abierta desde las 8.30 a las 18.00 horas.

 

La Abadia de San Mauricio y San Maur

Foto: Le Voyage d’un Papillon

Decidimos ir a pie hasta la Abadia benedicta de San Mauricio, por un ligero y delgado camino subimos hasta la cima de una colina, casi sin aliento, logramos observar todo el valle blanco de la ciudad de Clervaux, desde lo alto observábamos el castillo, las viviendas y el río Clevre que lo bordea.

La Abadia esta construida en estilo neo-romanico, su espléndido campanario clunisiano se alza como un faro para toda el área circundante fundada en 1909, actualmente solo lo albergan 60 monjes. Los monjes son famosos por sus cantos gregorianos, que se puede oír durante la misa (10.30 y 18.00 hora de lunes a viernes, y 17.00 horas sábados y domingos). También cuenta con una exposición permanente titulada “La Vida Monástica” que abre entre las 9.00 y las 19.00 horas.

Solo se puede ingresar a la iglesia y su pequeña zona de ventas, en esta Abadia no se vende cerveza pero si el mejor jugo de manzana de la zona.

No olvides probar el mejor Chocolate caliente!

Visitar en invierno a Clervaux, nos obligo a buscar algún sitio para tomar un buen chocolate caliente, y vaya que lo encontramos!

Se trata de una pequeña cafetería ubicada en el mismo centro pequeño del pueblo, se llama AO CHOCOLAT, vale la pena visitarlo y sentarte apreciar todos los chocolates de la vitrina. 🙂

Información: 

Como llegar: En tren desde Luxemburgo 2 Horas de trayecto. / En auto, solo 40 minutos de ruta.

Costo para visitar el museo en el castillo : 5 euros.

Costo para visitar la Abadia: Gratis

Clima: Es mejor visitarlo en verano u otoño, aunque en invierno tiene su encanto creo que para tomar fotos bonitas un poco de color de verano no quedaría mal.

Tiempo para visitar: El pueblo puede ser visitado toda una tarde o toda una mañana es pequeño.

Web de información: Visit Luxembourg

Luxemburgo es un país muy pequeño puede sorprenderle con su historia y con sus increíbles pueblos que aun mantienen sus tradiciones y llevan ese encanto a través del tiempo.

Hasta la próxima exploradores!!

Mili 🙂

Milie

Deja un comentario

RELATED POSTS