Te dejo Bélgica…

Te dejo por que tengo el corazón partido en dos y vivir con el corazón en un lugar y luego en el otro es muy difícil y para equilibrar todo esto necesito volver a mis raíces para reiniciarme como todos los años con la mejor energía del mundo, la energía de la familia y los amigos!

Solo será una pausa, para concretar proyectos de trabajo, para llevar un cursillo fugaz, para reír mucho, para comer rico, para trabajar con mamá, para celebrar en familia una nueva etapa en mi vida y disfrutar de mi país.

En Enero me encapsule dentro de casa para terminar un proyecto importante, los viajes quedaron en pausa, pero no hemos dejamos de retratar todo lo bonito que se nos cruzaba.

Por aquí el frío cada día es más cruel y vaya que no extrañare para nada el invierno de Bélgica, es tan bipolar!

De Bélgica amo su primavera, su verano y su hermoso otoño pero el invierno no hay quien la aguante!

Me voy por un tiempo para llenarnos de mucho sol, del trafico caótico, de conocer los nuevos cafés, visitar museos pendientes, recorrer la playa y retratar todo lo bonito de Perú.

En unos días estaremos alistando maleta y mochila y es increíble que cada vez viajo más ligero, ya no es tanto la preocupación de cuantos regalos debo llevar, o cuanta ropa necesito para la estación, mi preocupación es más a donde iré, a quién veré, a quién visitaré, que aprenderé, todo eso y cómo explorar más mi creatividad, debo agradecer infinitamente a Bélgica por haber despertado toda la creatividad que tenía aguantada y guardada hace muchos años.

Muchas cosas había olvidado con el tiempo, el ir de prisa, el querer estar siempre delante de los demás, hizo que perdiera la brújula en lo que realmente quiero.

Viajar para mi se ha vuelto sentimental y aunque muchos no lo entiendan y lo entiendo es parte de mi vida. En Bélgica entendí que cada persona tiene sus prioridades y no debemos obligarlas a que quieran lo que uno quiere para su vida. Recién aquí entendí que cada momento tiene una importancia infinita.

Estar lejos te enseña mucho, pero también te hace más fuerte. Siempre pensé que la familia y los amigos es lo más importante en la vida y lo sigo pensado. Pero también es importante la vida de uno mismo y los sueños que quieres realizar y si todo eso no funciona pues siempre habrá el momento de reiniciarse y empezar una y otra vez en el lugar que sea. Yo elegí Bélgica.

El viaje es eso, experimentar lo bueno y lo malo, es pagar el costo de extrañar para vivir momentos inolvidables.

Nos vemos pronto Bélgica, extráñame!

Allá voy Perú!

Nos vemos en Perú mis queridos exploradores!!!

Mili:)

 

Milie

2 Comments

  1. Responder

    Carolina Cuadros Gonzales

    febrero 8, 2018

    Coincido TANTO, será que estamos en situaciones similares, aprovecha esta pausa de la vida belga y date un full baño del Perú, de tu familia y tu gente. Regresa como nueva! Un besote!

    • Responder

      Milie

      abril 3, 2018

      Gracias Carolina!! y así fue! disfrute de mi país y regrese como nueva y con mucha inspiración! 🙂 beso.

Deja un comentario

RELATED POSTS